¿Qué es biodiésel?

   El biodiésel es un combustible líquido que se obtiene a partir de los aceites vegetales que pueden ser ya usados o sin utilizar. La extracción del combustible se realiza a partir de procedimientos químicos de esterificación y transesterificación, que son procesos para destilación del combustible. Los aceites vegetales más utilizados para la generación de biodiésel suelen ser de canola, soja, jatrofa o raps.
 
   El biodiésel se utiliza como complemento de los combustibles tradicionales como la gasolina o nafta: en general, se agrega un porcentaje de biodiésel tolerable por los motores con el fin de utilizar menos cantidad de combustible generado por energías no renovables como el petróleo, pero también puede utilizarse en forma pura. Para que el usuario conozca el porcentaje de biodiésel se utilizan unas cifras para indicar el porcentaje por volumen de biodiésel en la mezcla. Por ejemplo,  B100 indica que se utiliza un biodiésel puro y las siglas como por ejemplo B5, B30 o B50, indican el porcentaje de biodiésel en la mezcla.
 
   El biodiésel fue un combustible estimulado durante los últimos años por la necesidad de obtener nuevas fuentes de energía y la preocupación por la contaminación ambiental y el calentamiento global del planeta tierra. El principal productor de biodiésel en el mundo es Alemania, que concentra el 63% de la producción.
 
   El biodiésel se convierte en una opción potable para aquellos países cuyas economías generan las materias primas con las cuales producir el biocombustible con bajos costos. Sin embargo, esos países tienen problemas con las superficies sembradas ya que la ambición por generar mayor producción conlleva a la deforestación de bosques nativos, destrucción de ecosistemas, desplazamiento de cultivos agrícolas y de trabajadores.