¿Qué es Ficus?

El ficus es el arbusto predilecto de aquellas personas que aman las plantas, pues sus características lo convierten en el mejor aliado si es que deseamos un arbusto para interiores. El ficus es una planta muy común que se pueden encontrar en los interiores de oficinas, hogares o Centros de Compras y existen muchas variedades.

Su apariencia es semejante a la de un pequeño árbol, y sus hojas pueden ser grandes como los de la especie Ficus Elástica o tener hojas y tronco más pequeños como es el caso del Ficus Benjamina. En general, los ficus tienen minimamente unos 50 cm. de altura y según la especie y los cuidados que se le brinden pueden crecer varios metros de altura.

El ficus necesita unos 18 a 20 grados para que su estado de conservación sea el ideal y es una planta que no necesita demasiado agua: uno de los cuidados principales es ser cautelosos al momento del riego ya que un exceso de agua podría afectar de muerte la planta. Normalmente los cambios de temperatura y de condiciones climáticas suelen perjudicar al ficus, por lo que se recomienda dejar el ficus en un lugar determinado y no moverlo sin necesidad.

El Ficus es un arbusto que produce un fruto de tamaño pequeño, semejante a un higo, pero no es comestible.