¿Qué es guerra fría?

Guerra fría es la frase que denomina a la disputa que enfrentó después de 1945 a Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y al grupo de naciones lideradas por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), del otro. La palabra Fría indica que si bien no hubo un combate activo de balas y trincheras entre ambos surgieron intensas luchas económicas y diplomáticas. Los intereses enfrentados de las dos superpotencias condujeron a una sospecha y hostilidad mutuas enmarcadas en una rivalidad ideológica en aumento. El termino guerra fría fue generado en 1948 por el periodista Walter Lippmann que popularizó el término en un libro escrito acerca de la Segunda Guerra Mundial.

Para remontarse un poco más atrás los Estados Unidos y Rusia iniciaron sus enfrentamientos en 1917, cuando los revolucionarios tomaron el poder, creando la Unión Soviética, y declararon la guerra ideológica a las naciones capitalistas de Occidente.

Ambos países lucharon contra Alemania durante la II Guerra Mundial, pero esta alianza comenzó a disolverse en los años 1944 y 1945, cuando el líder ruso Iósiv Stalin, buscando la seguridad soviética, utilizó al Ejército Rojo para controlar gran parte de la Europa Oriental. En esa ocasión, el presidente estadounidense Harry Truman se opuso a la política stalinista y trató de unificar Europa Occidental bajo el liderazgo estadounidense. A partir de esos desencuentros, ambos países comenzaron a no cumplir con los pactos-acuerdos y la relación se deterioró completamente.

En 1947 el presidente de los EEUU propuso la denominada Doctrina Truman, que tenía como objetivo enviar ayuda a las fuerzas anticomunistas de Grecia y Turquía, y crear un consenso público por el cual los estadounidenses estarían dispuestos a combatir en un supuesto conflicto. Ambos objetivos fueron alcanzados.

 
   En 1948 los Estados Unidos lanzaron el Plan Marshall (Programa de Recuperación Europea), donde se dispuso de 13.000 millones de dólares para la reconstrucción de Europa Central y Occidental. Cuando Stalin respondió aumentando su control sobre Europa Oriental y amenazando la posición de Occidente en Alemania, Truman ayudó a crear una alianza militar —la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)— y a establecer una Alemania Occidental independiente. De allí en más, cuando una de las superpotencias accionaba de alguna manera, la otra respondía siempre de algun forma para perjudicarse entre ambas, sobre todo política y económicamente.
 
   En 1953 Stalin murió y Truman abandonó su cargo, pero ambos países siguieron su lucha por Europa. La URSS intentó proteger a la Alemania Oriental comunista de una importante pérdida de población construyendo el Muro de Berlín en 1961.
 
   En 1962 surgió una grave crisis  entre ambos países cuando la URSS instaló misiles en Cuba, por aquellos años su nuevo aliado y acérrimo enemigo de los EEUU. El presidente de ese país John Kennedy amenazó con represalias nucleares y los soviéticos retiraron los misiles a cambio de la promesa de aquél de no invadir Cuba.
 
   Hacia 1973 las dos superpotencias enfrentadas acordaron una política de distensión; fue un intento de detener la costosa carrera armamentista y frenar su competencia política, militar y económica en el Tercer Mundo. Sin embargo, la distensión duró hasta 1980, cuando tropas soviéticas invadieron Afganistán en apoyo del gobierno comunista.
 
   En 1985 Mijaíl Gorbachov, representante de una nueva generación de líderes soviéticos, llegó al poder en la URSS. Él y el presidente estadounidense Reagan acordaron reducir la presencia de las superpotencias en Europa y moderar la competencia ideológica en el mundo entero. Las tensiones se redujeron cuando se retiraron las tropas soviéticas de Afganistán.
 
   A principios de la década de 1990 las posiciones se fueron acercando. Gorbachov cooperó en gran medida con los esfuerzos militares estadounidenses para derrotar la agresión de Irak en Oriente Próximo. La Guerra fría terminó en Europa cuando las recién liberadas naciones de Europa Oriental eligieron gobiernos democráticos y se unificó Alemania, se detuvo la carrera armamentista y la competencia ideológica cesó. El presidente estadounidense George Bush declaró la necesidad de un ‘nuevo orden mundial’ para sustituir la rivalidad de las superpotencias que había dividido el mundo y alimentado la Guerra fría.
 
   En mayo de 1997, tuvo lugar la firma de un acuerdo histórico entre la OTAN y la Federación Rusa (ratificado el 28 de mayo en París), suponía que dicho organismo y dicho Estado dejaban de considerarse adversarios, razón por la cual numerosos analistas lo consideraron el fin definitivo de la Guerra fría.