¿Qué es inflación?

Inflación es la palabra que se utiliza en economía para referirse al aumento sostenido y generalizado de los precios de bienes y servicios. Cuando los precios suben, se sobreentiende que una persona tiene que pagar mayor cantidad de dinero por lo que compra, perdiendo su poder adquisitivo. El dinero de los trabajadores y empresarios comienza a depreciarse ya que no pueden comprar la misma cantidad de cosas con el dinero que gastaban cuando no había inflación.

Si en un país existe inflación, quiere decir que hay un aumento en los costos de la adquisición de bienes y servicios. Ese tipo de aumento se mide de manera diferente en muchos países aunque en general se utiliza un índice con mayor frecuencia: el IPC (índice de precios al consumidor) que es considerado como el indicador oficial de inflación.

A través del IPC se puede medir el crecimiento medio porcentual de una canasta básica de bienes y alimentos que adquiere un consumidor promedio. Estas mediciones, son hechas por los gobiernos todos los meses, y les sirven para conocer si existe inflación y cómo la inflación repercute en el salario.

Hay otros índices que se utilizan para hacer mediciones específicas en el comportamiento de la economía de un país: "índice de precios al mayorista" (IPM) y el "índice de precios al productor". Sin embargo estos índices difieren del IPC en que no incluyen gravámenes e impuestos, ni la ganancia obtenida por mayoristas y productores.

Cuando los precios bajan, dejamos de hablar de inflación y denominamos a ese proceso como deflación. Durante un proceso de deflación, se reduce el precio de los bienes y servicios dentro de la economía. Esto es provocado por las personas que no demandan ya sea productos o servicios, lo que lleva a que los comerciantes disminuyan sus precios.